UNA PROPUESTA POPULISTA E INCONSTITUCIONAL

UNA PROPUESTA POPULISTA E INCONSTITUCIONAL

Como sabemos la ONP colapsó hace años, teniendo un forado que nos cuesta a todos los peruanos, pues los aportes de los asegurados al SNP
LOS RETOS DEL GABINETE CATERIANO

El Congreso, cuando tenía la oportunidad de realizar una verdadera reforma integral de nuestro sistema pensionario; que vaya más allá de lo que hoy tenemos, y que por años ha sido postergado; en dirección contraria se abocado en distintas comisiones, a dictaminar proyectos sobre pensiones, sin que cuente con el debido sustento técnico, económico y financiero; afectando al final, más a quienes “pretenden beneficiar”, al poner en grave riesgo el pago de las pensiones de los actuales (y futuros) beneficiarios del SNP.

Si sus intenciones fueran verdaderas, porque la comisión especial creada para la reforma del sistema previsional, hasta ahora, ni siquiera a apuesto el tema en la mesa; además recordemos la propuesta hecha por el Ejecutivo de una Reforma Integral del Sistema de Pensiones (ONP y AFP), fue archivada, sin ningún debate. Sabiendo que en la actualidad existen 2.8 millones de adultos mayores en el país, de los cuales 1 millón 436,000 reciben pensiones y 1 millón 364,000 no reciben pensiones; por lo que era el momento de una reforma integral que garantice pensiones de calidad, que reduzca la desigualdad y mitigue la pobreza ahora existentes de adultos mayores, que otorgue inclusión e igualdad de oportunidades a los independientes y los informales que no pueden adecuarse al mecanismo de pago regular de las aportaciones.

“El Estado ha realizado un impulso muy grande del gasto público, y se calcula que el déficit fiscal podría llegar al 10 %; este año y el próximo 2021, este sería un gasto irresponsable, ocasionando una alta presión fiscal”

Las comisiones de Economía, la de Presupuesto, así como la Comisión de Defensa del Consumidor, aprobaron el dictamen para que los aportantes activos y no activos puedan acceder al retiro de los aportes realizados al Sistema Nacional de Pensiones (ONP), la misma será sometida a consideración del Pleno del Congreso de la República para su aprobación de ley; que permitirá la devolución del 100% de los aportes, para los afiliados no activos que no realizaron aportaciones en los últimos 12 meses, en el caso de los activos se autoriza el retiro de hasta una UIT (S/ 4,300); lo que parecen ignorar los congresistas, es el daño que ocasionaría su decisión a nuestra economía; teniendo en cuenta que la ONP, maneja un sistema de reparto colectivo y solidario; es decir un fondo común, donde se depositan los aportes de todos los asegurados, que van directamente al pago de pensionistas, sobre la base de la solidaridad previsional. Como sabemos la ONP colapsó hace años, teniendo un forado que nos cuesta a todos los peruanos, pues los aportes de los asegurados al SNP, resultan insuficientes para el pago mensual de la planilla de los pensionistas, lo que origina que el Estado tenga que destinar cada mes dinero del Tesoro Público, para cubrir dicho déficit, (2,500 millones del total de la planilla); por tanto de aprobarse la ley, ¿de dónde se van a sacar los fondos?, el Estado tendría que desembolsar más de 6 mil millones de soles (según proyecciones del MEF), además teniendo en cuenta que debido a la crisis sanitaria y económica, el Estado ha realizado un impulso muy grande del gasto público, y se calcula que el déficit fiscal podría llegar al 10 %; este año y el próximo 2021, este sería un gasto irresponsable, ocasionando una alta presión fiscal.

Adicionalmente, esta propuesta resulta inconstitucional e inoperativa, que contraviene el artículo 12 de la Constitución, que indica que los fondos son intangibles, que solo pueden ser utilizados con fines previsionales, que no pueden ser materia de retiro o de devolución; el Congreso no tiene potestad legal que implican iniciativas de gasto público, al parecer lo aprobado en comisiones, sin mayor deliberación o debate; tampoco tomó en cuenta que la ONP no maneja cuentas individuales de capitalización, como es el caso de las AFPs, lo cual complica mucho más su devolución, de aprobarse la ley por insistencia, el Ejecutivo, podría presentar una apelación de inconstitucional ante el TC.

La demagogia de éste Congreso, es una muestra de lo que tendremos como oferta electoral el 2021, con propuestas nítidamente populistas, que afectan el marco jurídico, tomando decisiones que buscan los aplausos de la tribuna, ante la necesidad de la gente; pero que esconden un claro cálculo político; no pensando en el país, sino en sus propios intereses particulares y partidarios, cuando la elecciones están a la vuelta de la esquina.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Etiquetas:
Categorías relacionadas:
Artículos relacionados:
Noticias recientes
Categorías